Como el rostro de la fea

Bai Ling fotografiada per Stephen Wayda.

«Común y general costumbre ha sido y es de los hombres, cuando les pedís reciten o refieran lo que oyeron o vieron, o que os digan la verdad y, sustancia de una cosa, enmascararla y afeitarla, que se desconoce, como el rostro de la fea. Cada uno le da sus matices y sentidos, ya para exagerar, incitar, aniquilar o divertir, según su pasión le dita. Así la estira con los dientes para que alcance; la lima y pule para que entalle, levantando de punto lo que se les antoja, graduando, como conde palatino, al necio de sabio, al feo de hermoso y al cobarde de valiente.»


Mateo Alemán (1547-1615), Guzmán de Alfarache(1599). Vol. I. Edición de José María Micó. Madrid, Cátedra, 2009, p. 129 (primera parte, capítulo I).



Anuncis