Anotació

Todo es posponer

Monica Bellucci, París, 1999. Fotografia de Peter Lindbergh

Monica Bellucci, París, 1999. Fotografia de Peter Lindbergh.

 

«Preparé las cámaras (las mías) y le dije a Jesse que podía utilizar cualquiera de ellas si le hacía falta y escondió una Hasselblad que compré por esos días y me dijo que la quería probar esa noche y nos pusimos a compara la calidad de la Rollei y de la Hassel y pasamos de ahí a la Nikkon frente a la Leica y de ahí hablamos del tiempo de exposición y del papel Varigam que era nuevo entonces y de todas esas cosas que hablamos los fotógrafos y que son lo mismo que la falda larga y corta y el talle para las mujeres y los averages y el ranking para los fanáticos de pelota y los calderones y las fusas para Marta y Piloto y Franemilio y Eribó y el hígado o los hongos o el lupo para Silvestre y Rine: temas para las variaciones del aburrimiento, balas de conversación para matar el tiempo, dejando para pensar mañana lo que puedes hablar hoy y todo es posponer, que es una frase genial que Cué debe haber robado en alguna parte.»

 

Guillermo Cabrera Infante (1929-2005), Tres tristes tigres (1965). Barcelona: Seix Barral, 2011, pp. 131-132 (Seseribo).

 

Anuncis
Anotació

La Il·lusió

Imatge

Kate Moss, Harper’s Bazaar, New York, 1994 by Peter Lindbergh.

 

 

La immortal

 

—Sibil·la amb el trespeus endevinaire,

digues on va la il·lusió que mor,

a un clot de terra, d’espadats al caire

o riu avall sota la posta d’or.

 

—Ella morir, feta de llum i d’aire!

Quan, infidel, l’has bandejat del cor,

torna al palau del Son fantasiaire,

tot rius i galeries de tresor.

 

I ets tu mateix, deixada ta parença

damunt del llit, qui l’acompanya. Car

has de mudar-li arreus i captinença,

 

perquè, en la llinda de la teva llar,

pel seu encís de nova coneixença

l’amis de nou i puguis viure encar.

 

 

Josep Carner (1884-1970), Poesia. Text de l’edició de 1957 revisat i establert per Jaume Coll. Barcelona: Quaderns Crema, 1992, p. 816 [Cor quiet].

 

Recuerde el alma dormida

Peter Lindbergh (*1944), Pirelli, 1996.


Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.
Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera,
más que duró lo que vio
porque todo ha de pasar
por tal manera.
Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos,
y llegados, son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.
Jorge Manrique(1440-1479), Coplas por la muerte de su padre, c. 1476, vv. 1-36.