Anotació

Todo es posponer

Monica Bellucci, París, 1999. Fotografia de Peter Lindbergh

Monica Bellucci, París, 1999. Fotografia de Peter Lindbergh.

 

«Preparé las cámaras (las mías) y le dije a Jesse que podía utilizar cualquiera de ellas si le hacía falta y escondió una Hasselblad que compré por esos días y me dijo que la quería probar esa noche y nos pusimos a compara la calidad de la Rollei y de la Hassel y pasamos de ahí a la Nikkon frente a la Leica y de ahí hablamos del tiempo de exposición y del papel Varigam que era nuevo entonces y de todas esas cosas que hablamos los fotógrafos y que son lo mismo que la falda larga y corta y el talle para las mujeres y los averages y el ranking para los fanáticos de pelota y los calderones y las fusas para Marta y Piloto y Franemilio y Eribó y el hígado o los hongos o el lupo para Silvestre y Rine: temas para las variaciones del aburrimiento, balas de conversación para matar el tiempo, dejando para pensar mañana lo que puedes hablar hoy y todo es posponer, que es una frase genial que Cué debe haber robado en alguna parte.»

 

Guillermo Cabrera Infante (1929-2005), Tres tristes tigres (1965). Barcelona: Seix Barral, 2011, pp. 131-132 (Seseribo).

 

Anuncis
Anotació

Conversa

Charlotte Gainsbourg per Lothar Schmid.

 

—Gracias.

—¿Por qué?

—Por el cigarro y el fósforo y —añadió, creo que sin malicia pero dejando un espacio antes— la conversación.

Guillermo Cabrera Infante (1929-2005), Tres tristes tigres (1967). Barcelona: Seix Barral, 2011, p. 109.